El vestuario

Tras más de siete años entrenándome en la Blume, me he dado cuenta que el vestuario es una zona característica del deportista de alto nivel.

Terminas tu dura jornada de entrenamiento y lo que más agradeces es tu ducha regeneradora…Reconozco que durante mi primer año el momento vestuario me resultaba incómodo, pero años más tarde te das cuenta de que has perdido todo pudor y que el vestuario es como el baño de tu casa: siempre vas al mismo banco, usas la misma ducha y entras en el mismo baño. A veces estás sola, otras estás acompañada y en otras entras con el vestuario lleno y acabas saliendo sola. O también como me ha pasado a menudo esta semana, que entro la primera y a medida que pasan los minutos va siendo un flujo continuo de gente:

-Hola -Hola

-Adios -Adiós,

-Hasta luego -Hasta luego.

Y acabas saliendo la última (y ni siquiera sabes cómo ha sido posible porque te has dado toda la prisa del mundo!)

Lo divertido es que siempre te encuentras a la misma gente: las marchadoras, las del grupo de X, de Y (y de vez en cuando a alguna de INEF que seguro se siente algo incómoda entre tanta maruja suelta). Pero el momento cumbre es cuando estás delante del espejo, con 3 o 4 personas más. Una con el secador, otra con el peine, los estuches de maquillaje y las cremas esparramadas por ahí. “Oyes, déjame el secador cuando acabes” “Tia, se me ha olvidado el peine, me lo dejas?” “Ay! déjame un poquito de colorete y la barra de labios” “Hazme un hueco que no me veo.” Eso cuando no escuchas una voz al otro lado de las duchas gritando “Chicas, pasadme acondicionador que se me ha acabado!” Y la de veces que estás a punto de entrar en la ducha y te das cuenta de que se te han olvidado las chanclas, la toalla o incluso la ropa limpia en la taquilla y tienes que ir a por ello (entrenar tanto es muy malo).

Lo más curios de todo es que al final del pasillo del módulo hay otro vestuario mucho más grande. Yo nunca lo uso y cuando entro allí es otro mundo, no está mi banco, ni mi ducha, ni siquiera mi gente! Sólo lo hacemos en caso de emergencia, ya sea porque las marchadoras han acaparado todos los enchufes o bien porque el secador que hay allí  huele a quemado.

Anuncios

2 pensamientos en “El vestuario

  1. Pingback: Fitness en la red (XIII)

  2. Interesante y fresco articulo, Muy grato de leer, aunque el titulo debería aludir también al vestuario femenino, al principio puede parecer que hablas del vestuario en general, hasta que aparece el colorete y el secador jajaaja
    Hay unas frases que desentonan con el contexto en general:
    -Hola -Hola

    -Adios -Adiós,

    -Hasta luego -Hasta luego.(dicho sea con el mayor de los respetos)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s