Carta a un/a Desconocido/a

Asunto: Dopaje y Psicología del comportamiento humano

De: Helen

Para: Un/a Desconocido/a

Copia para: amigos, familia, deportistas y lectores de mi blog.

Hace poco, mientras estaba en Sabadell con motivo del Cto de España Indoor, recibí un comentario anónimo en mi blog, un comentario agresivo, incongruente, rozando los límites del respeto y terminando con un “Estás ya tardando” (WTF?!!). No sabía muy bien si debía de ignorarlo o no, el caso es que hasta de estas cosas tan desagradables consigue uno sacar algo positivo: creatividad y diversión. No puedo poner nombre ni cara a mi principal destinatario, pero bueno, la valentía depende de uno mismo.

Siempre he tenido una postura dura contra el dopaje, siempre que he dado mi opinión he mantenido el respeto y los buenos modales y he intentado actuar siguiendo mis principios. A pesar de ello me he ganado enemigos. C’est la vie, es imposible complacer a todo el mundo. Lucho contra el dopaje de una forma coherente y humana. Algo que parece muy sencillo, pero no es fácil de hacer. Las envidias, la frustración, el trauma, la imagen, la ambición, la manipulación social. Todas estas cosas juegan malas pasadas y cambian tu comportamiento. Los actos, los gestos, el comportamiento humano en general, reflejan y dicen mucho acerca de la persona, de ahí el asunto de esta carta. A modo de ejemplo, los lapsus son definidos por los psicoanalistas como una manifestación del inconsciente que aperece en la expresión consciente. Del mismo modo, nuestro comportamiento social se refleja también en el ámbito laboral y en todos los entornos de nuestra vida.

Es curioso, pero tras la salida en los medios del positivo de Alessandra Aguilar, algunas personas no han tardado ni un minuto en “saltar” y han aprovechado para descargar, y no sólo contra ella. ¿Por qué? ¿Psicología del comportamiento humano?

La Operación Galgo ha supuesto un punto de inflexión en mi vida, mi trabajo y la manera de ver las cosas. De un buen palo, sacas una buena lección. Mi conciencia está muy tranquila, soy feliz y tengo la posibilidad de hacer algo que me apasiona y rodearme de gente maravillosa. Lo que hagan los demás, I don’t give a fuck. Esto es como la energía de enlace en química: cuanto más fuerte es el enlace, más energía se necesita para formar o romper ese enlace. Mis enlaces covalentes son los más preciados, los que más energía necesitan y empleo en ellos. Luego están los metálicos, los iónicos y por último las atracciones de Van der Waals (de muy baja energía) que son fuerzas atractivas o repulsivas entre moléculas.

Así que mi pregunta es la siguiente, señor/a Desconocido/a: qué clase de enlace supongo yo para usted? Merece la pena gastar su energía? Yo no necesito exijir nada a nadie, para eso están las sanciones del código deportivo y penal. Mientras, seguiré luchando para que estas sanciones sean más duras y no haya impunidad.

P.D: Alessandra ha reconocido su error en privado y públicamente, ha asumido las consecuencias y las sanciones dictaminadas por el código. A ella le parece justo, y a mí también, pagar por ese error. Pero ese comportamiento, ese acto, la diferencia también con respecto a muchos otros casos de positivo en el deporte español que lejos de reconocer el positivo y asumir las consecuencias, han seguido  negando la evidencia. Psicología del comportamiento humano.

Anuncios