Los oligoelementos

Me gustaría dedicar un pequeño post a los oligoelementos: esa palabra que oímos en muchos programas o medios de nutrición pero que muchas personas desconocen su verdadero significado. Algo así como la prima de riesgo pero dentro del mundo de la bioquímica.

El prefijo “oligo” tiene origen del griego y significa “poco”. La palabra “elementos” hace

Tabla periódica elementos

referencia a los elementos de la tabla periódica. Por lo tanto los oligoelemento son aquellos elementos de la tabla periódica que están presentes en nuestro organismo pero en pequeñas cantidades. Podemos decir que los elementos principales que componen el ser humano son Oxígeno (O) e Hidrógeno (H) ya que somos más de un 60% agua (H2O), por ello el O y el H no son “oligos”.

Sin embargo hay una serie de metales considerados oligoelementos que se encuentran en pequeñas cantidades y tanto su ausencia como su exceso son perjudiciales: Hierro, Manganeso, Cobre, Zinc etc. Sin embargo, su pequeña presencia es necesaria en nuestro organismo ya que intervienen en muchos procesos metabólicos, actuando como catalizadores de encimas o como ligandos de unión en diferentes proteínas.

Para ver la totalidad de oligoelementos y su función, podéis consultar en wikipedia. A modo de ejemplo os voy a hablar del Zinc y el Magnesio, que tal vez más que oligoelementos, sean directamente elementos esenciales.

MAGNESIO (Mg)

El ion Magnesio (Mg2+) está unido a nuestra moneda energética, el ATP. El ATP está presente ATP-MGdentro de las células formando un complejo con el Mg, lo que significa que la molécula de ATP sin unión a este Mg no es biológicamente activa. Del mismo modo, para la síntesis de nuestro material genético (ADN) o de proteínas,  se utiliza ATP y una cantidad de enzimas que requieren el Mg como catalizador.

El ion Mg2+ también influye en el funcionamiento de nuestros canales iónicos, responsables de la contracción muscular, sistema nervioso etc. Por ello la falta de Mg se asocia a espasmos musculares, ansiedad, migrañas, arritmias (interviene en los canales iónicos cardiacos).

Los principales alimentos dónde podemos encontrar Mg son: Legumbres como lentejas, garbanzos, soja. En los frutos secos como almendras, nueces, avellanas. En los cereales como el trigo, arroz, levadura. Y también en el chocolate (cuánto más puro mejor).

ZINC (Zn)

El zinc interviene también como catalizador en el metabolismo de proteínas y en la dedozinc2 copiasíntesis de ADN. Durante la transcripción genética, intervienen unas proteínas con motivos estructurales denominados “dedos de zinc” que se unen al ADN y son fundamentales para la síntesis de proteínas.

Del mismo modo el zinc es un elemento importante en el sistema inmunitario, ya que forma complejo con una hormona del timo, precursora de la maduración de los linfocitos T. Funciona como agente antioxidante y anti-inflamatorio, al estabilizar las membranas celulares e intervenir en procesos de coagulación.

Interviene también como coenzima en el metabolismo hormonal masculino (permite indirectamente la correcta producción de testosterona).

Los alimentos que presentan Zinc son los siguientes: alimentos ricos en proteína animal como carne de cordero, cerdo, carnes rojas, ostras y algunos pescados y mariscos. Los productos de sésamo (semillas, harina, mantequilla), el germen de trigo y también el chocolate puro.